Un día para no olvidar


11 septiembre de 2001.
Recuerdo con detalles imprecisos ese día en mi natal Guacamayas, la casa.. el televisor viejo ... El voz a voz de vecinos aterrados y conmovidos por eso que pasaba cientos de kilómetros, en un  lugar donde muchos  ni siquiera  sabían que existía.
El 11 de Septiembre de 2001....el día de no olvidar jamás... No por que fuera Estados Unidos, la primera potencia del mundo.. sino por las vidas que se fueron producto de la barbarie hostil del terrorismo.
Ese día nos haría ver  o recordarnos mejor cuan vulnerables somos en una guerra perpetua en la que el hombre se ha valido de los más siniestros métodos para demostrar poder, en medio de ellos inocentes que partieron demasiado pronto.

El 11 de septiembre  se ha repetido a diario en  diversas latitudes del mundo, Afganistán, Irak, España, Francia... Colombia.. Alemania, Venezuela,Somalia República Democrática del Congo, México, son solo algunos lugares donde el poder por poder arrebata sin clemencia ni piedad la vida.

Ese día fuimos testigos en vivo y directo del dolor,  del desespero, de la impotencia, de la frustración, la resignación; impávidos  vimos como tantos se iban; en contraste el amor, la valentía, el coraje, gestos de héroes anónimos que salvaron a costa de su propia vida la  de otros..... Eso también pasa en los otros  sitios donde el poder se abre paso mediante el terrorismo.

Aplausos al cielo donde ahora moran héroes inocentes.... Aplausos a  las familias que los perdieron, que pese al dolor hicieron su corazón resiliente.

Por Onel Barón Niño

INSTAGRAM FEED

@puntodesparche