Simetría asimétrica.

 

Simetría definida como el resultado de la proporcionalidad de determinada forma entre sí y de estas con la figura misma, es decir que dos parte con funciones iguales guarden identidad estructural la una exactamente como la otra, ejemplo el brazo derecho y el izquierdo: en la mayoría de personas guardan esa relación idéntica, conservan la misma morfología en sus grupos musculares, vasos sanguíneos, huesos etcétera, así como sus funciones; entonces la asimetría vendría ser precisamente lo opuesto, la diferencia entre dos cuerpos que deberían guardar estructuralmente la misma relación; pero esto también aplica para las conductas humanas, algunos son seres son emocionalmente idénticos, en tanto otros no lo son.



Pero que tiene que ver un concepto en teoría geométrico en la vida socio emocional, es simple, las relaciones humanas vienen a estar dadas en un cierto grado por la afinidad que viene a ser la simetría o la disimilitud: la misma asimetría; en términos prácticos que tanta correspondencia o no encuentras en el otro.


El tiempo que es máxime regente de la vida se ufana de simétrico, en tanto la vida es llanamente lo opuesto: inicia en momentos diferentes y termina en un momento del tiempo completamente diferente para todos. Es por esa simetría del tiempo que mi vida se cruzó asimétricamente en la vida de alguien más, con marcadas diferencias desde lo elemental, hasta lo más complejo del mismo pensamiento, grosa sorpresa probar en carne propia como polos opuestos se atraen: la combinación asimetría y simetría resultan complementarias.


Que desafiante resulta relacionarse con alguien diametral opuestamente a uno, pero a su vez que reconfortante resulta esa disparidad complementaria: " tú tienes algo que yo no tengo, yo tengo algo que tú no tienes" y fue así como termínanos desvelando al vino copa tras copa, contemplando en el otro la asimetría simétrica de nuestras vidas.
La simetría del tiempo nos reunió, falta ver hasta donde asimétricamente nos lleva la vida! salute por los buenos momentos, por descubrirnos y encontrarnos en las diferencias.
Postdata: que bien le sienta la simetría cuando vuelve a sonreír.

 

 

Escrito por Onel Baron Niño

INSTAGRAM FEED

@puntodesparche