Ir al contenido principal

Entradas

Aviso social ( ayudar a seguir ayudando)

Entradas recientes

Y si voy a un concierto de Shakira

 Dejaré el celular en casa, saldré temprano rumbo al lugar donde cientos de almas convergen con admiración a escuchar a sus artistas favoritos. Allí en  el escenario,  la mía:  Shakira, la  cantante colombiana más importante en el mundo de todos los tiempos. Iré con ropa cómoda, talvez allá más que un ritmo que haga que tenga mover más que la cadera. En un bolsillo seguro tendré  un par de pañuelos, que se necesitará alguien de al lado, y que seguramente también tendré que usar, así me resista a dejar aflorar la emotividad de mi corazón, tocada por el amor que inspiro las historias contadas a viva voz por Shakira, en sus canciones. Evitare pestañear tanto como este a mi alcance, de manera que mi memoria fotográfie para siempre cada instante, haré muchos planos y secuencias, lo grabare en mi corazón con la resolución más alta. Haré el intento por cantar tan bajo como sea posible, así sienta la necesidad infinita de cantar como dicen " a grito herido" dejaré

Oda a una Sonrisa parte 2.

J.EV.P; Este es el cielo que nos cobija a los dos:  lazo que nos une, aún en la distancia, bajo él y el dominio del tiempo nos cruzamos, si si  luego de muchos días sin escribir he vuelto hacerlo,  con aires románticos y sutiles toques de melancolía para tratar de responder o mejor responderme lo que significa el cruce   bizarro de nuestras vidas, siento que es de  esas cosas que pasan  pero no se entienden ¿ como?  tampoco el ¿ para que?  menos el ¿ por que? solamente pasan, y cuando pasan  la mente y  el corazón rápidamente divagaban en  el sin fin de posibilidades,  hacemos de nuestras ilusiones realidades posibles, nuestros sueños ya tienen otras motivaciones ¿ pero realmente ocurrirán alguna vez? Cuando en  los escasos  momentos que hemos compartido, la jugarreta de neurotransmisores   desatan  en mi   una reacción  a lo mejor cursi e idealista sobre la persona  que esta enfrente,  siento que estoy junto a ese ser casi soñado, esa que tiene ese "no  se que, en quien sabe dond

Borrador: Los contrastes del Ariari

Granada Meta la tierra que baña el río que en verano se viste de colores; donde el verde robustece la inconmensurable llanura; esa donde el cielo no encuentra fin y la luna posa con soberbia  maestria, espléndido lugar de la  llanura, testigo de la dulzura hecha lejanía. Debo admitir que cuando llegue a este municipio tenía miedo, ese que genera lo desconocido  y que nos quita el sueño por algunos días; seguimos girando al  compás del tiempo, lo distante fue perdiendo ese carácter, lo nuevo ya era conocido, lo que creíamos bueno  no lo era.  La tierra donde la vida brota en frutales, mientras la gente se reúne en los atardeceres, donde corren a la orilla del río mientras el sol da color a sus pieles. Llegué a trabajar con convicción genuina, pero que sorpresa, nada era como debía;  a quien creía compañero no era más con rufián vestido de hipocresía. Cuando sentía que todo perdía su rumbo, llegó alguien que brillaba; tenía ese aire de inocencia y simpátia, su timidez era evi

Mi querido befis número uno.

.... Seguro el cansancio secundario a nuestra amistad tóxica hizo que tomáramos distancia, seguro lo fácil, seguro el orgullo, seguro  nuestra soberbia incapacidad para reconocer que los dos fallamos como amigos. Fue el 2009 cuando el destino nos cruzó en una de tantos engranajes del tiempo, he olvidado detalles ya de ese momento, lo que si recuerdo es la risa chillona de aquel  niño consentido de mamá, de aquel que sufria en silenció la partida prematura de su señor papá. Que aventajado don aire de hacendado  del llano tenía ( creo que aún tiene) algo sátiro, un poco altivo, muy divertido, con  un ímpetu para vivir que yo siempre le he  envidiado; siento que es de esas personas que viven contal frenesí que  aún cuando vivan muchos años, seguro sienten no haber vivido lo suficiente. Su personalidad para mí algo excéntrica ( yo el juicioso fiel acomado a las buenas pero aburridas, dirían algunos constumbres  de casa) mientras que el con sus manerismos, su risa estridente, l

Un día para no olvidar

11 septiembre de 2001. Recuerdo con detalles imprecisos ese día en mi natal Guacamayas, la casa.. el televisor viejo ... El voz a voz de vecinos aterrados y conmovidos por eso que pasaba cientos de kilómetros, en un  lugar donde muchos  ni siquiera  sabían que existía. El 11 de Septiembre de 2001....el día de no olvidar jamás... No por que fuera Estados Unidos, la primera potencia del mundo.. sino por las vidas que se fueron producto de la barbarie hostil del terrorismo. Ese día nos haría ver  o recordarnos mejor cuan vulnerables somos en una guerra perpetua en la que el hombre se ha valido de los más siniestros métodos para demostrar poder, en medio de ellos inocentes que partieron demasiado pronto. El 11 de septiembre  se ha repetido a diario en  diversas latitudes del mundo, Afganistán, Irak, España, Francia... Colombia.. Alemania, Venezuela,Somalia República Democrática del Congo, México, son solo algunos lugares donde el poder por poder arrebata sin clemencia ni piedad

L@s Princes@s " Sátira a una noche que pintaba bien, pero....

Teníamos un lugar que sin ser memorable, si tenia las condiciones para enmarcar  una buena velada,  sobraba  buena comida, había buen trago y tema suficiente para hablar,  ahí estábamos los dos otra vez, conociéndonos y reconociéndonos, tu con aire  saturado de ternura, voz aterciopelada algo aniñada, figura espingada, sonrisa cálida de par par, los ojos  ya no  eran negros, mas bien marrones o café, en  ellos ese brillo extraño algo nostálgico  que solo genera el dolor; me sigue sorprendiendo el contraste: una sonrisa que te llena de vida, una mirada que deja entre ver la grietas en el corazón. Hable poco muy poco, pero escuche atento  las historias de  la vida que tenia en frente y no conocía: sus amores, sus temores, su familia, sus sueños ( Un sueño bizarro especializarse en Ginecología,  área del saber en salud que por cierto aborrezco ) entender sus debilidades y reconocer algunos de sus defectos mientras hilaba palabras para contarme  sus historias, algunas a medias, otras impr