¿flemamanía?



Ahora todos gobernados por el efecto multilateral que ha generado la pandemia, hemos perdido de vista lo simple, lo genuino, lo puro, se socavaron hasta nuestros deseos pasionales, seguramente a esta esta hora el titular en cualquier lugar del mundo será la confirmación de unos tantos casos más o el aumento de las cifras de mortalidad, pero paralelamente a la nueva realidad que nos reina , hoy se celebra el día internacional de beso, que a lo fijo sea el acto de " amor" porque no, también de pasión más usado en el mundo. 



Históricamente se ha buscado explicar científicamente la razón por lo cual besamos y nos besan, algunos de esas teorías aducen a nuestros antepasados los homínidos los cuales tenia n que alimentar a sus crías a través de la boca, otros sugieren que dicho acto tiene sus orígenes en el vínculo que se generaba entre mamíferos en la lactancia. 



El interés por saber los orígenes del beso, está más que justificado es conocido que con el beso no solo se intercambian gérmenes, también se activa una cascada bioquímica que estimula puntos del placer de nuestro sistema nervioso, y no queda ahí, provoca además el movimiento casi sincrónico de unos treinta músculos faciales. 

Curiosamente hoy le contaba a una persona, la celebración del día, de manera genuina su respuesta envolvía toda trama filosófica sin que fuera su objetivo, en sus palabras me cuestionaba " ¿que sabía yo de besar?" casi qué manera refleja respondí que lo suficiente para besar el alma, pero lo importante no es la respuesta que di, si no la pregunta que me hicieron..... volviendo a los besos, se podría decir que son un  momento que va más allá de ser el acto mecánico por cual se rosan un par de labios, no solo de amor, de pasión y otra tanta de sentimientos que podrían estar en la línea de lo bueno y malo.

Volvamos a lo científico, cada vez besamos o nos besan nuestros niveles de oxitocina suben de manera significativa, con ello aquella sensación volátil de placer, que influye en cosas como el enamoramiento, el parto, los orgasmos, se asocia a la ternura, al tacto (sobre todo acariciar) y claro que desde luego la afectividad, por eso hoy "día internacional del beso" permitámonos besar y ser besados, sino por amor, al menos por la cascada bioquímica que nos propiciaría placer.

Flemamanía: "Denominación científica que recibe el deseo intenso de besar a otras
 personas". 



Autor: Onel Baron Niño

Cortesia Fotografica: StockSnap/ Pixabay.com con Licencia Creative Commons.

INSTAGRAM FEED

@puntodesparche