Fue necesario.

Fue necesario  una pandemia para recordar  que  lo realmente importante  no tiene precio,   que aun cuando creíamos estar solos, realmente no lo estábamos; lo urgente podía  esperar, que el tiempo realmente no pasa tan rápido.

Que  nuestros actos no siempre fueron buenos; que habíamos olvidado la sensación que genera un abrazo, un te quiero o un te extraño; que  existía  una vida que no se publicada en redes, que teníamos problemas y los  disimulábamos bien.
Fue necesario para reconocer que necesitábamos del otro, tambien para percibir que las aves siempre cantaban  y que  el silencio era posible; las nubes podrían tener otros colores, no solo grises; al atardecer habían mas de mil colores , mientras que la noche realmente no era solo oscuridad.


Entendimos que todos somos vulnerables, la muerte esta a la  vuelta de la esquina,  la ciencia  ni el dinero no lo puede todo y ha nosotros nos faltaba humanidad.

Autor: Onel Baron Niño

Crédito, fotografía de: Sogard/ Pixabay - con Licencia Creative Commons


INSTAGRAM FEED

@puntodesparche